Las antiguas hechiceras del amor conocían bien como utilizar los sahumerios, sabían cómo combinar por medio del aroma y con los productos que da la naturaleza ciertos poderes casi mágicos que nos han llegado hasta la actualidad.

Para atraer las ondas positivas sólo tenían que quemar sahumerios específicos y el goce en el amor estaba garantizado. Como ejemplo podemos decir que el de rosas favorece el amor equilibrado ya que hace que los chacras se equilibren y estimula las sensaciones. Siempre encender antes del encuentro amoroso por lo menos una hora.

La frutilla, también conocida como el sahumerio del amor es el mejor para atraer a la pareja amada, pero siempre encenderlo con antelación al encuentro íntimo.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

¡Compártelo!

Comparte este post con quien creas que puede ayudarle. ¡Gracias!