El sexto poder para la felicidad es el humor, reduce el estrés, la risa aumenta, el poder de concentración y la capacidad de la resolución de problemas, siempre hay que buscar el lado gracioso. A demás siempre hay que seguir la fórmula anti-estrés:

  • No preocuparse de las cosas pequeñas.
  • Recordar que la mayoría de las cosas, ¡son pequeñas!

El séptimo poder para la felicidad es el poder del perdón. Si tienes sentimientos de odio será imposible ser feliz. Nadie sufre por tu amargura, sólo tú. Cada error son una lección de vida. Perdónate a ti mismo y perdona a los demás.

El octavo poder es el dar, no se trata de tener cosas para nosotros mismos, sino en ayudar a los demás. Cuanta mayor alegría damos, más alegría recibimos. Cada día puedo tener más felicidad en tu vida buscando la felicidad de los demás.

El noveno poder para la felicidad es el poder de las relaciones. Cuánto más calidad de vida tenga, más calidad habrá en las relaciones, necesitamos relacionarnos con los demás, hacer de los buenos tiempos, mejores, y los malos tiempos que sean menos malos.

El poder de la fe es el décimo, sin fe no hay felicidad duradera, ya que crea confianza, da paz mental y libera el alma de dudas, preocupaciones, ansiedad y miedo.

Siempre podemos contar con una ayuda, una guía, una buena vidente al otro lado del teléfono. Con su don y el tarot podemos tener más claro nuestro camino. Llegar a la verdadera felicidad.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

¡Compártelo!

Comparte este post con quien creas que puede ayudarle. ¡Gracias!