El segundo secreto hacia la felicidad es el poder del cuerpo. El ejercicio y el movimiento afecta principalmente a las emociones y libera ciertas reacciones químicas que nos provoca que nos sintamos mejor. Mis sentimientos son influencia de la postura que adquiero, es decir, una postura correcta genera una predisposición adecuada y por ello feliz. Debemos tener en cuenta que los alimentos que consumimos hacen que tengamos una gran influencia sobre como nos sentimos. Hay que evitar en manera de lo posible consumir productos estimulantes y aditivos artificiales. Consumir fruta fresca y verduras en abundancia junto a cereales con fibra. Otra cosa que debemos evitar es la falta de luz natural ya que provoca sentimientos depresivos, salir a la luz natural, siempre que sea posible, durante una hora aumenta nuestra sensación de felicidad.

El tercero podemos decir que es el vivir el momento “presente” el ahora. La felicidad no la vamos a encontrar en los años que transcurren, si no, en sacar el máximo provecho a cada momento, así lograremos disfrutar de cada momento de la vida. Nuestros recuerdos están hechos de momentos especiales y por tanto hay que reunir los máximos posibles.  Vivir en presente reduce la ansiedad, el estrés. Debemos recordar que cada nuevo día es un nuevo comienzo a una nueva vida.                                                                

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

¡Compártelo!

Comparte este post con quien creas que puede ayudarle. ¡Gracias!