Seleccionar página

LA ENERGIA ESPIRITUAL PUEDE CAMBIAR TU VIDA.

La positividad o la negatividad que rodean nuestras sensaciones y formas de actuar determinan directamente nuestro estado de ánimos, y sobretodo, nuestros caminos y destino. Cuando estamos en una actitud positiva vemos los problemas como una oportunidad de mejorar y buscamos soluciones. Sin embargo, cuando nuestra actitud es negativa los problemas nos pesan, no somos capaces de encontrar soluciones y además buscamos culpables en vez de esas soluciones. Los responsables de almacenar en nuestra psique los problemas y malos pensamientos somos nosotros. Únicamente nosotros. De ahí la importancia de trabajar la energía para que todo en torno a nosotros sea positivo y abramos nuestros caminos. Para esto es importante trabajar las tres cuerdas temporales: Pasado, presente y futuro.

Mi consejo para dominar nuestra energía y conseguir así que fluya en positivo es, simplemente, dedicarle tiempo a equilibrarla. ¿Y cómo se hace esto? Pues bien, veamos como lo podemos hacer.

Debemos dedicar tiempo a nosotros (y nosotras) mismos: Del pasado debemos de aprender de las decisiones tomadas. Hay que llegar a entender que las cosas llegan en un presente para decidir nuestros caminos y que una vez decidido ese camino ya estás en un futuro y aquel presente ya es pasado. Con esto que trato de explicar con las palabras más llanas posibles. Pues que si analizamos nuestro pasado nos daremos cuenta de que lo realmente importante es vivir el presente, porque es un regalo (por eso se llama presente) y és en este presente donde canalizamos nuestras energías y preparamos nuestros caminos energetícos hacia un panorama positivo o negativo. Esto es lo que debemos meditar cada día un poquito. Hay que llegar a entender que las cosas pasan por determinadas variables que no podemos controlar al cien por cien, y que nuestra manera de afrontarlas son las que definiran nuestra positividad o negatividad y así, entramos en un círculo de vida que define nuestro camino y destino.

Trata de analizar tu día a día con positividad, dando gracias por cada situación sea buena o mala y aceptalá como llegue. Aprende de ella y busca la mejor solución a cada capítulo de tu vida, así tu energía fluirá en positivo y te guiará hacia la felicidad y el bienestar.

Otro consejo es el de ayudarte con un Guía espiritual para que te ayude a ver y a entender cada situación y cada prueba que te pone la vida delante. Échale un vistazo a nuestro portal Guía de Buenas Videntes y allí encontrarás, quizás la inspiración y videntes buenas y honestas que te ayudarán a controlar tus energías, guiándote hacia el camino de la positividad y el bienestar.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies