La piromancia podemos decir que es el arte de la predicción del futuro con el fuego, en todas sus variantes como son el color, los crujidos, su intensidad, ya sean de velas, antorchas o lámparas de fuego. En este grupo encontramos la licnomancia, es el arte que interpreta la adivinación de la llama de una vela, y la lampadomancia que es de una lámpara.

En la época griega usaban tres antorchas para las predicciones de futuro o la comunicación con los espíritus, los egipcios y posteriormente los romanos utilizaban las lámparas de aceite de oliva o aceite de palma en el desierto.

También hay notificación de que los judíos, utilizaban la lictomancia antes del momento de la Expiación, al igual que ponían una vela junto a un fallecido para que su alma se elevara más rápido y se dejaba prendida una semana.

La lampadomancia era muy popular entre los pueblos del Mediterráneo desde las lámparas de piedra o barro las más antiguas, a las de metales preciosos todas ellas purificadas ya que estaban pasadas por el fuego.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

¡Compártelo!

Comparte este post con quien creas que puede ayudarle. ¡Gracias!